Bob-the-robber-two-game

Bob-the-robber-two-game

Así como conocemos noticias sobre ladrones nunca encontrados o robos perfectos, también hay noticias sobre ladrones no tan hábiles para lograr su objetivo, como el caso que ocurrió en el 2.016 en Reino Unido, dos ladrones, Daniel Hutchinson y Benjamin Robinson, robaron miles de libras de unas máquinas de apuestas, todo bien hasta ahí, pero la tecnología les jugó sucio, o más bien se ensuciaron ellos mismos, pues no soportaron la tentación y se quitaron unas fotos robando el dinero y no tuvieron mejor idea que publicarlo en las redes sociales, fueron aprehendidos y condenados a prisión.
El caso de este ladrón es muy peculiar, pues al llegar una pareja de ancianos a su casa se percataron que había un hombre dormido en su cama, y no sólo eso, sino que arregló los desórdenes y compró provistas, incluso quemó una olla, pero la amable dueña de la casa lo justificó diciendo que esas cosas pasan, el ladrón de apellido Chojnowski confesó su delito.
Este caso es de lo más insólito, la policía de Ohio – Estados Unidos, alertó a la comunidad con la orden de captura de un sospechoso de vandalismo incendio provocado, pero tal fue la sorpresa de los policías al recibir la selfie del mismo sospechoso alegando que la foto usada para la orden de captura que publicaron no le favorecía, aquí sus propias palabras: “Aquí va una mejor, esa es terrible”, a lo que la policía le respondió: “Le damos las gracias por ser tan servicial”, luego comentó en un programa radial que la foto que tenía la policía le hacia ver como James Brown.