Cover orange

Cover orange

Son pocos los niños que no le temen a las tormentas, en realidad también hay personas adultas que también temen cuando hay tormentas, y es que lo único que no podido ser controlado hasta hoy es la naturaleza, y podría ser esa falta de control lo que pareciera peligroso, a parte las tormentas son peligrosas, pues provocan inundaciones, y las descargas eléctricas que pueden haber durante la tormenta también pueden causar destrozos, así como el fuerte viento.
Generalmente las tormentas se producen con la combinación de dos o más masas de aire de temperaturas distintas, esa unión de dos o más masas induce a una inestabilidad que es generalmente identificada con lluvias, vientos, a veces hasta caídas de granizo.
Las tormentas pueden contener vientos dando vueltas en torno a un centro, eso es lo que sucede en los huracanes o los tornados, es cuando las zonas donde se desarrollan son muy cerradas y el viento está como contenido sin poder salir.
También existen tormentas de arena y polvo, es cuando el ambiente donde se desarrolla es seco. Otra tormenta es la de nieve, en ellas las nevadas pueden llegar a más de 10 centímetros y las temperaturas también bajan excesivamente.
Sea el tipo de tormenta que sea, siempre es importante tomar medidas preventivas para así evitar accidentes, y por sobre todo no salir de la casa o del lugar donde uno está, y si está afuera, buscar un lugar para resguardarse hasta que pase y todo vuelva a la normalidad.