Penalty shootout

Penalty shootout

Cuando el árbitro pita penal, imposible no ponerse eufórico, claro, si es a favor de nuestro equipo. Esa adrenalina, esas ganas de gritar gol, pareciera que el árbitro nunca va a autorizar. Claro que no siempre se anotan en los penales, y esa es una de las desilusiones más grandes que se puede presenciar en un partido de fútbol, a menos que el marcado sea abultado para el equipo al cual alentamos. Aun así, ni los penales se salvan de ser raros o insólitos. Aunque parezca tan sencillo marcar un gol de penal, es otra cosa estar ahí, frente a mil espectadores donde algunos quieren que anotes y otros que falles.
Uno de esos penales más insólitos se dio en el año 2.016, en la quinta división de Francia, lo que ocurrió fue que el jugador chuta la pelota y da en el palo del arquero, pero la pelota del palo rebota por la cabeza del arquero y va a parar entre los dos palos. Definitivamente un momento bastante incómodo para el arquero Jean Francois Bedenik.
Otro penal bastante conocido es el que se cobró en México, cuando el jugador el Loco Abreu tiene a su disposición un tiro penal, lo dispara directo al arco y Gol!, pero el árbitro autoriza a repetir el penal, porque el arquero se había adelantado, el jugador vuelve a chutar y al arquero ataja el penal, para la sorpresa de todos, el árbitro vuelve a autorizar otra repetición por mismo motivo. Y así en el tercer intento, el jugador no logra anotar, el arquero da rebote y ni aun así lograron anotar gol. Los hinchas se quedaron con las ganas.